Una nueva vida

Nuestro corto pretende ayudar a cambiar la percepción de la vida en centros residenciales a través de una breve historia en la que se muestra la vida de cualquier persona mayor sola en su domicilio y su posterior ingreso en Residencia. Como tantas, y a pesar de tener cierto apoyo social, es insuficiente, apareciendo por tanto emociones negativas como la apatía, la tristeza… Y no es hasta que ocurre un evento de salud (una caída en este caso), necesitando de cuidados especiales, cuando realmente se da cuenta uno de que todo no es tan malo como se imaginaba. El empeño de todos los profesionales del Centro para conseguir mejorar la calidad de vida de nuestro protagonista, da sus frutos mostrando entonces al final una sonrisa sincera, motor de nuestro día a día, germen de nuestras Casas para vivir.