El certamen, convocado el pasado mes de septiembre, buscaba recompensar a todos los trabajadores que enviasen un vídeo por su incasable esfuerzo y trabajo durante la pandemia.

.

Camila y Mari Cruz son gerocultoras en Vitalia Paules, en Teruel. Dos almas amables, risueñas, siempre dispuestas a brindar todo su amor y apoyo a residentes y compañeros en los momentos más difíciles. Durante varios meses, trabajaron por decuplicado, por ellas y por aquellos que, por el virus, no pudieron acudir al trabajo. Valientes, serenas, supieron dar la cara y comunicar a los medios de comunicación el buen hacer de quienes cuidan a las personas dependientes en una situación como esta. Sin reparar en horarios o jornadas: pensando solo en los usuarios, las personas mayores a las que tan unidas están.

Camila y Mari Cruz representan el ejemplo de profesionales que todo el mundo quiere en su empresa y a los que Vitalia Home buscaba premiar con este certamen. Conocedores de su compromiso, la compañía puso en marcha hace tan solo unos meses el certamen “Conversaciones y Vivencias”. Con él, ponía a disposición de los trabajadores más de 1.000 premios materializados en estancias de ensueño: dos noches en el parador nacional que ellos eligiesen y 100€ en metálico para otros posibles gastos. El objetivo: agradecer su esfuerzo y favorecer el descanso que tanto necesitaban.

Para conseguir su recompensa, solo tenían que enviar un vídeo. Solos o acompañados por compañeros o residentes, podían desde contar una historia hasta organizar un lipdub con toda la residencia. Cualquier actividad era buena siempre y cuando tuviese que ver con Vitalia Home.

Visualiza aquí el vídeo de Camila y Maricruz

Así, más de 750 trabajadores, entre ellos Camila, Mari Cruz o Inmaculada, gerocultora de Vitalia Nambroca, ya han podido disfrutar de su premio. “Este tipo de detalles nos motivan para seguir adelante, y más después de lo que hemos pasado con esta pandemia”, relata Inmaculada, tras haber disfrutado de sus dos noches de escapada en el Parador Nacional de Cuenca.

Si te interesa, puedes encontrar algunos de los vídeos presentados en este enlace. Podrás alegrarte con el más puro arte andaluz al ritmo de Alberto, trabajador social de Los Palacios, con las terapias asistidas por perros de la mano de Ainhoa, educadora social de RGA Granada, o con los bonitos versos que Rosana, supervisora de Montellano, dedica a sus residentes, que tantas lecciones de vida y amor le han regalado durante estos años. ¡Anímate! ¡Son todo sinceridad y pasión hacia la labor asistencial!

Debajo, imágenes de algunos de nuestros trabajadores disfrutando de sus viajes.